¿Por qué se cuelga el jamón ibérico del techo?

in BLOG/PRODUCTOS GOURMET by

por-que-se-cuelga-el-jamon-iberico-del-techo4

¿Por qué se cuelga el jamón ibérico del techo?

La expresión “todo tiene su porqué” nos viene hoy como anillo al dedo para explicar una de las curiosidades que muchos de vosotros os habréis preguntado alguna vez, al entrar a un bar, a un restaurante o a una tienda. ¿Por qué se cuelga el jamón ibérico del techo? Pues, aunque pueda parecer lo contrario, este hecho tiene su lógica particular y especial.

Colgar los jamones ibéricos del techo no tiene un sentido estético, ni tan siquiera se debe a la posible necesidad del vendedor de colocarlos ahí para tener más espacio en la tienda. La respuesta es un poco más compleja e incluso tiene su referente histórico. Una vez que la conozcáis, es muy posible que le encontréis fácilmente su sentido.

La razón por la que se cuelgan los jamones ibéricos del techo

Si los jamones ibéricos se cuelgan del techo en un lugar seco y bien aireado, se logrará que se vayan secando poco a poco hasta alcanzar el nivel de humedad adecuado. Para ello, también se le coloca el tradicional sombrerito de plástico en la punta, un curioso elemento que tiene por nombre `chorrera´ y que sirve para que el jamón chorree o gotee el exceso de grasa.

Colgar del techo un jamón ibérico es, por tanto, la mejor manera de conservarlo. Se precisa que el lugar sea fresco, oscuro y seco a ser posible, ya que de esta manera la ventilación del producto será mucho mejor. Así se podrá eliminar perfectamente su exceso de grasa, consiguiendo que el jamón ibérico se mantenga siempre en perfecto estado y listo para ser consumido.

De dónde procede la idea de colgar los jamones ibéricos del techo

Existe una antigua tradición en la Península Ibérica que se remonta a los siglos X-XIV. Según esta, el tener colgado un jamón en el techo de un establecimiento (ya por aquella época se hacía de esta manera), además de servir para su conservación y secado, daba a entender que allí se comía cerdo, lo que quería decir que en aquella casa no había judíos. De esta manera, se libraban de las persecuciones de la Inquisición.

Es también una forma de hacer ver en las tabernas de la época que los que no consumieran carne de cerdo, no eran bienvenidos en esa casa. De aquí, procede el dicho de “Hizo más por el Cristianismo el jamón, que la Santa Inquisición”. Como se puede comprobar, la tradición de colgar los jamones ibéricos del techo viene de antaño.

En la web de Tu Jamón Directo no tienen precisamente online los jamones colgados del techo, pero sí cuentan con los mejores productos ibéricos Guijuelo del mercado. Os recomendamos echarle un vistazo para poder disfrutar de su amplia selección, con la comodidad de poder comprar desde casa cualquiera de estos exquisitos productos.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario