Durigutti reivindica los vinos de Rivadavia  con Cara Sucia…

in BODEGAS

Una línea de vinos reclama a Rivadavia como zona productiva

febrero 2020

A fin de dos mil dieciocho se presentó en el mercado la primera de las etiquetas de la línea Cara Sucia, que comenzó con la pluralidad Cereza como vino fresco de verano. La idea: revitalizar y reivindicar la zona productiva del este mendocino, Rivadavia, de donde Héctor y Pablo Durigutti son oriundos.

«Rescatamos parrales viejos de fincas familiares y productores que conocemos en el este para realizar variedades diferentes y enfocarnos en un estilo de vinos frescos, bebibles, que vuelvan a poner al vino en la mesa de todos y cada uno de los argentinos y nuevos consumidores», cuenta Héctor Durigutti.

A poco del lanzamiento de la pluralidad Cereza se presentó Cara Sucia Cepas Tradicionales dos mil dieciocho, un habitual tinto fermentado con diferentes variedades del mismo viñedo para ofrecer una opción alternativa nueva que combina tradición con estilo moderno.

El día de hoy, la línea se completa con 2 nuevas etiquetas, Cara Sucia Blanco dos mil diecinueve y una edición singular Cara Sucia Sangiovese dos mil diecinueve para aportar diversidad y riqueza con las cepas menos conocidas y bajo exactamente el mismo leimotiv de recobrar las tradiciones.

Cara Sucia es una vuelta a los orígenes, a la tierra que vio nacer a los hermanos Durigutti, donde pasaron su infancia con muchos momentos felices. Como esas historias de sobremesa y esas pequeñas cosas que nos vuelven a reconectar con el lugar de dónde venimos, así son estos nuevos vinos, simples y amenos.

Un viaje en el tiempo y una nueva mirada sobre las variedades del este mendocino, otra cara de la vitivinicultura argentina.

durigutti.com

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario