Cómo colocar el jamón en el jamonero 2

Cómo colocar el jamón en el jamonero

in PRODUCTOS GOURMET

A pesar de que cuando pensamos en cómo colocar el jamón en el jamonero parece que es algo que no tiene mayor complicación, hay varias cosas que se deben tener en cuenta tanto para saborear la mejor versión de nuestro jamón como para evitar problemas e incomodidades.

Para disfrutar al máximo del sabor y de las cualidades del jamón también es necesario saber cómo empezarlo y cortarlo (en https://www.que.es/2021/04/30/como-empezar-jamon/ te cuentan con detalle cómo hacerlo).

¿En cuántas partes se divide un jamón?

Antes de descubrir cómo colocar una pata de jamón en el jamonero, vamos a ver en qué partes se divide el cerdo.

De este modo nos será mucho más fácil determinar cuáles son las que se secan antes y, por lo tanto, conviene consumir primero si el jamón tiene que conservarse durante bastante tiempo.

Son siete:

  • Pezuña: el pie del cerdo.
  • Caña: zona más fina a la que va unida la pezuña.
  • Jarrete: va a continuación de la caña y es la parte donde ya encontramos carne que puede ser consumida.
  • Maza y contramaza: estas son las partes más sabrosas y jugosas del jamón. De aquí se sacan las mejores lonchas.
  • Babilla: la parte más seca y estrecha.
  • La punta: la zona en la que suele concentrarse más sal y grasa. La carne de esa parte es más sabrosa e intensa, por lo que conviene cortarla en lonchas más pequeñas.

¿Cómo se coloca el jamón en el jamonero?

Lo primero que te tienes que preguntar antes de saber cómo se coloca el jamón en el jamonero es el uso que le vas a dar.

No es lo mismo, por ejemplo, un jamón que sabemos que se va a consumir en pocos días que uno que queremos que nos dure un poco más.

Cómo colocar el jamón en el jamonero 3

Para consumo familiar

Cuando se trata de consumo familiar, las posibilidades pueden ser muy variadas pues hay que tener en cuenta factores como el número de personas que viven en ella.

Si los comensales van a ser pocos (se supone que el jamón durará más), lo ideal es poner el jamón en el jamonero con la pezuña mirando hacia abajo. De ese modo, lo primero que se cortará es la parte más seca (la babilla), quedando la jugosa y tierna (maza) para el final.

En el caso de que se hiciera del modo contrario existiría el riesgo de que, pasados esos días o semanas hasta terminar el jamón, lo que quedara fuera estaría muy seco o, en el peor de los casos, prácticamente incomible.

¿Vas a tardar mucho en comerlo?: también puedes envasarlo al vacío

Si además tienes miedo de que tu jamón se estropee por tardar mucho en consumirlo, tienes otra alternativa para guardarlo durante mucho más tiempo: envasarlo al vacío. Basta con que antes lo deshueses y lo hagas lonchas.

Es muy sencillo, pero si no te animas a hacerlo tú mismo, también puedes pedirle a tu profesional de confianza que lo haga por ti.

Para restauración

Por norma general, se sabe que en restauración los jamones van a consumirse con bastante rapidez.

Por eso mismo, se coloca con la pezuña hacia arriba, ya que de ese modo lo primero en salir es la carne de la maza, que es la más tierna y jugosa.

Para un evento especial

Cuando tiene lugar un evento en el que se reúne bastante gente, es evidente que el jamón va a ser comido por muchos, ya que siempre es uno de los alimentos con mayor éxito.

En este caso, lo mejor es que el jamón se ponga con la pezuña en la parte de abajo. Así se empezará el jamón por la zona de la babilla, que siempre es mejor consumir antes.

¿Cómo se coloca una paletilla de jamón en el jamonero?

Si quieres saber cómo se coloca una paletilla de jamón en el jamonero lo cierto es que basta con que te fijes en los casos que hemos expuesto anteriormente, ya que son prácticamente lo mismo.

La principal diferencia entre la pata y la paletilla de jamón radica en el hecho de que la segunda proviene de las patas delanteras del cerdo mientras que la pata de jamón lo hace de las traseras.

Algunos consejos para que tu jamón dure más y sepa mejor

  • Es muy importante que el jamón no esté expuesto al aire, pues de ese modo su carne correría el peligro de oxidarse. Para evitarlo, tápalo con un trapo que no suelte pelusas.
  • El loncheado también es un elemento clave a la hora de disfrutar del mejor jamón de tu jamón. Lo ideal son lonchas de un tamaño intermedio, ni muy gordas ni muy finas.
  • Agarra siempre el cuchillo con mucha firmeza. Con la mano que te quede libre, sujeta el jamón por la parte de la pezuña. Cuanto más afilados estén los cuchillos, mejor. Por ese mismo motivo, no dejes que estén al alcance de los niños.
19 / 100

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja una respuesta