SITIOS PARA CENAR EN MENORCA, DE VACACIONES

in PORTADA/SITIOS PARA CENAR

¿Sitios para cenar en menorca la mejor gastronomía de la zona? Te recomiendo estos restaurantes – Los mejores restaurantes de Menorca…

Restaurantes imprescindibles son, por ejemplo, Sa Pedrera d’es Pujol, uno de mis predilectos en Menorca. Ya llevan ahí 14 años Daniel González Mora y Nuria Pendas administrando este establecimiento situado en una centenaria pedrera de marés. Sa Pedrera es un homenaje a la tradición marinera y payesa de Menorca, apostando día a día por las materias primas, la investigación de viejos recetarios y el culto al sabor.

Es una cocina que sorprende por sus profundas y muy elegantes hechuras, cuya técnica integra un academicismo limpio y también indudables elementos contemporáneos. De la carta apetece tomarlo todo, y la pluralidad de registros del chef es portentosa. Podría recomendar el muy fino Oliago amb figues o las frágiles Sardinas Fra Roger, como la suculenta caldera de morena, o una raya a la mantequilla negra.

Pero para disfrutar de estas y otras exquisiteces, como el sabroso calamar relleno a la menorquina, o una caldereta de langosta, toda una obra de arte para el paladar, hay que llegar al sitio, y que mejor que buscar alquiler coches aeropuerto menorca.  

Prosiguen triunfando el cóctel de gambas a la vieja escuela, el rape Rossini con demi-glace y el roast beef ahumado. De postre, queso de Mahón. En cuanto a los arroces los hay hasta de espardenyes y gambas. Y asimismo disponen de un menú con tradicionales de la casa y otro desarrollado íntegramente con productos nativos. Y como homenaje, cualquier vino de una de las bodegas más ambiciosas de Baleares.

SITIOS PARA CENAR EN MENORCA, DE VACACIONES
SITIOS PARA CENAR EN MENORCA, DE VACACIONES

Pero hay más sitios donde cenar. Por ejemplo la privilegiada terraza de El Trébol, que ya se divisa desde el camino de Cales Fons.

Cap Roig está muy cerca de Mahón, llegando a la aldea marinera de Sa Mesquida. Reserva mesa para cenar en la cristalera, en la barandilla o bien en la terraza de la entrada donde gozarás de unas fenomenales vistas al mar desde lo alto del barranco. 

En la carta hay pescado fresco, arroces y otras especialidades como las escupinyes o bien las frituras, en general bien tratadas.

Perro Bernat des Grau, ubicado en una casa de campo en la carretera que lleva a Fornells, prosigue triunfando con sus sabrosas tapas menorquinas que rotan día a día dependiendo del mercado, con buenas frituras, pescados a la plancha y costes ajustados. Los clientes se rifan las preparaciones del día, los pescados frescos al peso y el renombrado pudin de dátiles.

En la boca de la bahía de Mahón se halla Cales Fons, la pintoresca cala de pescadores de Es Castell que sugiero visitar por la noche. Trébol, prosigue siendo la opción mejor por su romántica localización, calidad de sus materias primas y la afabilidad del equipo de sala. Asómate a la vitrina que muestra las tapas del día, como los salmonetes, sepia, calamares, gambas, cigalas o bien las langostas. Reservar con suficiente antelación para lograr mesa en la terraza, en especial por la noche.

Otra opción alternativa prosigue siendo Es Llenegall y Nou Siroco, que prosiguen afianzando sus apuestas por una mayor calidad. Chèspir Bar es buena opción si buscas algo informal y genuino.

Y es que, en el aspecto gastronómico, Menorca ofrece variados atractivos al visitante. Desde sus espléndidos quesos con una personalidad tan definida, sus embutidos, su marisco y su ginebra hasta sus exquisitos dulces como los amargos, los carquinyols o bien los pastissets.

Es Moli d Es Molí d’es Racó es uno de los restaurantes más conocidos de Es Mercadal. Está ubicado bajo un bello molino que domina la población, y nos ofrece una cena casera menorquina. Nos acomodamos en una terraza cubierta y cerrada con cristaleras y sin intenciones ornamentales, y lo mejor: con una estupenda vista del pueblo. Hallar una mesa sin reserva anterior puede ser difícil dependiendo de la fecha o el día. El local suele llenarse de gente, pero el servicio es rápido y eficiente.

La caldereta de langosta es el plato que hay que probar cuando vas a Menorca y para esto hay que ir a Fornells, un pueblo hermoso del norte de la isla conocido por sus calderetas.

Caldereta de Es Pla

Las raciones de la caldereta son muy rebosantes, y con una ración para dos más unos chopitos fritos, puede ser suficiente. 

El Café Abalear es uno de los restaurantes tradicionales del puerto de Ciutadella, con más de treinta años trabajando el pescado y el marisco del mar de Menorca. Tienen navío propio para atrapar el pescado elaborado en su cocina.

Sepia a la plancha

Como entrante está bien una sepia a la plancha que te va a sorprender agradablemente por la ternura de su carne sin estar exageradamente blanda y por su exquisito sabor. Es una de las sepias más ricas que he comido en mi vida.

Arroz jugoso

El arroz llega en una cazuela de barro y está siempre en su punto, tanto de cocción como de sabor. De los mariscos hay que resaltar las gambas de Ciutadella.

En el camino de Sant Lluís a Mahón se halla Cales Fons, una cala de Es Castells que te apresará con sus espectaculares vistas. Si planeas una cita romántica, cenar en su terraza va a hacer una gran parte del trabajo.

Ses Forquilles

Una genial opción para acabar, con aires modernos sin perder el gusto por la tradición y el menú autóctono. La propuesta es ideal para hacer una senda en turismo por Menorca y para conocer su gastronomía. Recorre la isla de Ciutadella a Mahón pasando por Fornells o bien Sant Lluís, son genuinos paraísos del buen comer… Y cenar.

Deja un comentario