Un vino innovador por su potente estructura cromática -desde morados intensos hasta rojos brillantes en el ocaso del borde- y por su seductora nariz, con elegantes nota a confitura y bollería, con un fondo especiado de canela, caramelo, cacao, eneldo y heno. Boca sedosa, destacando la dulzura de sus taninos, tomando protagonismo en retro olfacción las notas a monte bajo y especias secas de gran complejidad. La personalidad final de este vino, aparte de gran calidad de sus uvas, la define una estancia de 18 meses en barricas nuevas de roble francés y el resto en depósitos de roble. Tras la crianza se realiza una ligera clarificación con clara de huevo fresco.

Origen: Altos vuelos con Torre Muga 2006