PARA SABER SOBRE VINOS LA WEB DEL VINO Y LOS CRÍTICOS

in BLOG/OTROS YOUTUBERS Y BLOGGERS by

PARA SABER SOBRE VINOS LA WEB DEL VINO Y LOS CRÍTICOS

Los Foodies son los nuevos críticos gastronómicos

Siempre han existido personas apasionadas por el mundo de la gastronomía, la cocina y el vino. Personas que pasan sus días buscando nuevas experiencias gastronómicas. Pero desde que los tiempos modernos nos trajeron las redes sociales, y de forma especial Instagram, hemos transformado a estos apasionados de la cocina en poderosos influenciadores.. Y es una tendencia en incremento.

Se llaman foodies. Conocen los secretos gastronómicos de cada urbe mejor que nadie. Y desean compartirlo, viralizarlo y dejar que sus seguidores en las redes valoren sus sugerencias. El término tampoco es nuevo, en mil novecientos ochenta y cuatro los británicos Paul Levy y Ann Barr ya publicaron el libro The Official Foodie Handbook o lo que es lo mismo en español que La guía oficial del Foodie.

PARA SABER SOBRE VINOS LA WEB DEL VINO Y LOS CRÍTICOS
Ellos y ellas nos dan las Claves para escoger un buen vino

Seleccionar un buen Vino puede ser algo complicado. En el mercado hay un sinfín de marcas y variedades. Pero hay unos consejos simples a seguir. Lo principal, fijémonos en la Región. Los vinos de países que tengan un tiempo seco y caluroso, mejor que mejor.

El vino y toda la información sobre el vino
PARA SABER SOBRE VINOS LA WEB DEL VINO Y LOS CRÍTICOS
CALIDAD

Por si no lo conocéis os hablaré brevemente de un libro “Revolution”, 4 episodios de platos de fantásticos años en los que un pequeño número de restaurantes comienzan a cuestionar la hegemonía de la cocina francesa y lo hacen a golpe de inventiva. Desde la deconstrucción de La menestra de verduras en texturas, cosa que hizo  elBulli, en mil novecientos noventa y cuatro. O el Gin-tonic helado de Pedro Subijana en Akelarre. O por que no y también el Milhojas de caramelizado de anguila ahumada, foie gras, cebolleta fresca y manzana verde, de Martín Berasategui, en mil novecientos noventa y cinco.

No os perdáis el bloque dedicado a las interpretaciones, por ejemplo la del Ajoblanco de Ferran Adrià. Y más, como las Patatas bravas de Sergi Arola, o el Bocadillo de calamares de Ricardo Sanz, de Kabuki. ¿Que siga? Vale… el Cocido leonés de Yolanda León, de Cocinandos, la Sopa de ajo de Manolo de la Osa y la Contesa de espárragos de Joan Roca.

En estas páginas, y en otros muchos lugares, y de otras muchas personas (de algunas de ellas os hablaré más abajo) he aprendido de forma autodidacta todo lo poco que se (porque me queda mucho) de cocina y vino. De platos como el Caviar esférico de melón de Ferran Adrià, o los Chicharrones de morena de Ángel León, de Aponiente. Y que no se me olviden los Spaghettis de aceite de oliva de Paco Roncero que puedes saborear en La Terraza del Casino.

Lo último es que he conocido a unos humildes críticos gastronómicos que siempre van buscando la calidad en los restaurantes de medio mundo y parte del extranjero. Y hablamos de armonía, de un aspecto global que hay que valorar cuando lees las crónicas del restaurante que te interesa. Todo está inventado. Los avances en restaurantes están ahí y el arte es cosa de que cada cual sepa aprovechar lo que existe. De ellos he leído cosas interesantes de Goya, La Moma, Portolito y La Cambra dels Sentits.

Son tres parejas a las que les encanta eso de saborear buenos platos en los diferentes restaurantes que van encontrando, por su camino. Si tienes un restaurante o bien eres dueño de una bodega y crees interesante contactarlos, puedes hacerlo en su web de Criticos gastronomicos.

unos humildes críticos gastronómicos que siempre van buscando la calidad en los restaurantes de medio mundo y parte del extranjero

Y en el mundo de las actividades gastronómicas y de viaje, en noviembre del año 2017 no se habla de otra cosa que de Alexandre Taisne, y una asociación va a permitir vivir experiencias únicas en el planeta a todos los apasionados de la cocina y los vinos. Taisne tiene como objeto el mercado asiático y el de Norteamérica, y después Europa y el resto del planeta. ¿De que hablo? Pues de Michelin y RPWA, que ya trabajaban en Singapur y Hong Kong para ofrecernos “experiencias de mesa únicas” con la intención de asociar comida con vinos.

La guía Parker sorprendió con una metodología entonces nueva que le dio fama internacional muy velozmente. En nuestros días RPWA tiene oficinas en Singapur y en E.U.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario