RESTAURANTES VIGO: COMER BIEN Y VISITAR LA CIUDAD – Desde el punto de vista de una cocina tradicional, en estos años se han adaptado a lo que los clientes esperaban, sin perder la idea original del negocio de la familia. Es Restaurante Vigo es O Rei Pescador. Con un menú que se adapta a todas las necesidades culinarias, ya sea para una comida informal, una fiesta familiar o un almuerzo de trabajo, todo en un ambiente relajado y acogedor. Tienen un nuevo y espacioso recinto, con dos alturas y con magníficas vistas a la Plaza de Compostela.

Vigo no es la ciudad más monumental de Galicia, ni es probablemente la más bella en términos absolutos. Pero tiene algunas cosas que la hacen una ciudad única. Tiene el océano, es una gran ciudad marinera única en Galicia. Hay en la ciudad una oferta gastronómica ciertamente moderna. Al mismo tiempo, en lugares céntricos hay un buen número de pubs y bares de vinos clásicos, decadentes, pero con una oferta única que da a la ciudad una de sus señas de identidad gastronómica.

Sentarse a la mesa y evaluar nuevos locales, es lo que me dediqué a hacer en mi último viaje a Vigo. Esta ciudad ya de por sí merece una excursión para pasar un día entero. Comer, pasear por el casco histórico o inclusive conocer los alrededores suena ideal. Para desconectar si solo tienes un día libre. Puedes acercarte al puerto, y a su actividad industrial y si hace buen tiempo, caminar por el recorrido entre Portonovo y Sanxenxo esto ya es un planazo.

La visita a las bodegas de Castrelo de Miño es buen punto de partida. Pasear por sus calles de cuento, recorrer su bien común y etnográfico, gozar de las rutas de senderismo del río Arnoia o del relax en los balnearios, como el de Laias, no son iguales proyectos para un fin de semana especial. La gruta de Tara se encuentra dentro de las más sensacionales opciones y de las menos conocidas de la región. Pero solo está permitida para personas preparadas.

Si tienes ganas de acción, hay compañías que de acuerdo con los días que poseas organizan excursiones entre Padrón, Santiago y Marín. Paseos a caballo, rafting, ruta en quad… Otra iniciativa puede ser una ruta en coche por los acantilados de Europa continental y por sus miradores. Y para comer o cenar solo tenemos que buscar Restaurante Vigo.  Se trata de la localidad más poblada de Galicia, y tiene multitud de sitios que conocer.

RESTAURANTES VIGO: COMER BIEN Y VISITAR LA CIUDAD

Islas Cíes

De las Islas Cíes es de lo que más presumen los vigueses. El monte de O Castro es el origen de Vigo, donde se asentaron los primeros pobladores. Una montaña en pleno centro de la región. Desde su cima observarás la ría de Vigo. Castrelos es otro de los pulmones de la región, perfecto para paseos o deporte. En el parque de Castrelos nos vamos a encontrar con la finca de la Marquesa- Museo-Pazo Quiñones de León y sus jardines.

Nos divertimos paseando por la playa de Samil. El monte de A Guía es otro de los miradores de Vigo y en la cima está la ermita de A nosa señora das neves. El Museo do Mar de Galicia, en Vigo, tiene también un fabuloso acuario. Es perfecto para pasear en cualquier ocasión. Al costado del mar, cerquita del puerto marítimo.