Otoño, la mejor época para visitar el valle de Ezcaray (La Rioja)

Cuando llega el otoño, el rojo del vino se une al de la naturaleza en el Valle de Ezcaray. Y es que, con la caída de las primeras hojas comienza una de las épocas más atractivas del año para visitar La Rioja, y más si se hace en alojamientos con encanto como Real Valle Ezcaray, en medio de un paraje natural único y a solo dos minutos de la Villa de Ezcaray.

La naturaleza, el enoturismo, la gastronomía y la cultura se dan de la mano estos meses en hasta 112 actividades que han sido recogidas por ‘La Rioja Turismo’. “El programa recoge un buen número de ofertas vinculadas a nuestras tradiciones y cultura así como al turismo de naturaleza y de aventura, que cada vez cuenta con más adeptos” ha señalado Eduardo Rodríguez Osés, director general de Cultura y Turismo del Gobierno riojano.

Aunque si hay algo que destaca en el otoño riojano es la temporada de setas y la vendimia. Ambas actividades atraen a cientos de turistas y suponen uno de los reclamos más importantes.

En el caso de las setas, en Ezcaray se celebran diferentes experiencias y jornadas micológicas para todos aquellos aficionados a esta práctica. El clima de “veroño” que ofrece la región, unido a los coloridos paisajes hacen de estas rutas un atractivo turístico de gran valor aunque estrictamente regulado para garantizar la conservación de los recursos micológicos y la armonización de los diferentes usos y aprovechamientos de los montes.

En cuanto a la vendimia, su comienzo es tardío con respecto a otras regiones españolas. La primera recolección comienza a finales de septiembre o primeros de octubre y dura hasta bien entrado el mes de noviembre. Para conocer de lleno esta actividad reconocida a nivel mundial, lo más recomendable es hacer una escapada a alguna de las bodegas repartidas por el territorio riojano. Los apartamentos Real Valle Ezcaray ofrecen a sus huéspedes la opción de realizar alguna de las rutas del vino de la región y conocer de primera mano el producto estrella de La Rioja.

En definitiva, naturaleza, gastronomía y enología confluyen en esta época del año y convierten a la región en uno de los destinos turísticos más interesantes para visitar a nivel nacional.