Fernando Toribio afirma que es un “vino único en España” porque hasta ahora no se ha realizado un vino blanco con Garnacha Tinta, una peculiaridad que sitúa a este vino entre los blancos y los tintos.

Cuenta con peculiaridades diferentes, con perfil aromático diferente y que asombra a los paladares. En boca, cuenta con más cuerpo y volumen que el resto de blancos.

Reconoce que llevaban tiempo queriendo hacer este vino, una apuesta complicada porque “es difícil extraer el mosto sin manchar” de la Garnacha Tinta. Un vino que se elabora con el mosto sin los hollejos, por lo que cuenta con una acidez natural siendo muy refrescante, algo que lo convierte en un vino “singular”.

Origen: Maná, de Bodegas Toribio, Medalla de Oro en el Premio Internacional Garnachas del Mundo — Digital Extremadura – El diario digital de Extremadura