Los números proclaman el éxito de esta revolucionaria bodega gaditana, como se demuestra con el fin de existencias añada tras añada. No obstante, más que en la cantidad, Huerta de Albalá se marca como objetivo la calidad. Los vinos Taberner Nº1 y Taberner, y las diferentes modalidades de Barbazul –tinto, blanco y rosado– son resultado de una materia prima excelente, un terroir con características únicas y una mezcla de oficios tradicionales y alta tecnología.

Origen: Huerta de Albalá cumple 10 años haciendo realidad la Andalucía de los grandes tintos