¿Cómo funciona la bomba de vendimia en las bodegas?

in BLOG/COSAS/PORTADA

¿Cómo funciona la bomba de vendimia en las bodegas?

El vino es uno de los productos agroalimentarios españoles con más prestigio a nivel internacional.  Para conseguir esta calidad, la enología combina lo mejor de los métodos de elaboración vitivinícola tradicionales con los sistemas industriales más innovadores, que permiten optimizar el proceso de fabricación y envejecimiento del vino. Entre ellos encontramos a las bombas de vendimia, orientadas principalmente al transporte del vino desde la despalilladora hasta las barricas donde fermentará el vino hasta su embotellado final.

Las bombas de vendimia destacan por su delicadeza y suavidad, ya que deben transportar los fluidos resultantes del prensado de la uva evitando su rotura u oxidación. Además, las bombas de vendimia también se utilizan para añadir productos como el anhídrido sulfuroso, enzimas o clarificantes. Las bombas de vendimia también permiten llenar y vaciar las barricas de una forma precisa, sin presencia de aire.

Principales aplicaciones de las bombas de vendimia

Las bombas de vendimia deben adaptarse a los requisitos específicos y necesidades de rendimiento del trabajo a realizar. La principal función de estas bombas es el transporte del producto desde la despalilladora o estrujadora de las uvas hasta los depósitos de maceración y fermentación. La mezcla de líquido y partículas sólidas como semillas u hollejos hace que este proceso deba realizarse de forma cuidadosa para evitar roturas de los elementos sólidos y una excesiva aireación del mosto.

Para este proceso de transporte, las bombas de vendimia más adecuadas son las bombas de tipo volumétrico o de desplazamiento positivo o las bombas rotativas, como las bombas lobulares industriales, las bombas de engranajes o las bombas peristálticas. Las bombas alternativas, como las de pistón, trabajan a menor velocidad, por lo que el transporte de la uva es más delicado, mientras que las bombas rotativas son más rápidas, pero también producen mostos más turbios. También podemos encontrar bombas de vendimia para trabajar en seco, como las bombas de tornillo o mono o las bombas de rotor de paletas.

La segunda aplicación más habitual de las bombas de vendimia es el transporte del vino, en procesos como el trasiego, filtración o embotellado. En esta fase también es clave la delicadeza de las bombas, que evite el enturbiamiento o la oxidación. Las bombas más adecuadas para el transporte del vino son las bombas volumétricas, de pistón, lobulares, de paletas flexibles y de tornillo.

Bombas peristálticas y lobulares para enología

Dentro de las bombas de vendimia, las bombas peristálticas y bombas lobulares engomadas destacan por su precisión y versatilidad, ya que son aplicables a la mayor parte de las etapas de elaboración del vino. Estas bombas peristálticas y bombas lobulares industriales permiten transportar el producto con gran delicadeza y precisión y, además, son fácilmente reversibles y su coste de mantenimiento es mínimo.

Aplicadas a la enología, las bombas peristálticas pueden usarse durante todo el año en múltiples aplicaciones, como el trasiego del vino, alimentación de refrigerado o remontado. Este tipo de bombas de vendimia cuentan con caudal variable para adaptarse a las necesidades específicas de cada proceso. En el caso de las bombas lobulares industriales para enología, hablamos de bombas con rotores engomados o metálicos, utilizadas habitualmente en procesos como el trasiego de vino para grandes caudales.

Si estás pensando en modernizar tu bodega mediante la instalación de bombas de vendimia, consulta con tu fabricante de bombas lobulares de referencia el modelo más adecuado para tus necesidades.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario