ALGUNAS PLAGAS EN VID, TRATAMIENTOS Y MÉTODOS ECOLÓGICOS DE FUMIGACIÓN

in BLOG/COSAS/VARIOS

ALGUNAS PLAGAS EN VID, TRATAMIENTOS Y MÉTODOS ECOLÓGICOS DE FUMIGACIÓN – Una mancha en las hojas o en el fruto puede ser ocasionada por un insecto o un patógeno biológico de la planta, como un hongo o una bacteria. En otras ocasiones la mancha puede ser producida por componentes humanos y ambientales. Un trastorno en la planta de vid que no es provocado por una plaga o por un patógeno se conoce como un trastorno abiótico. De control de plagas Madrid aprendemos de los métodos de fumigación ecológicos.

El goteo no intencional de herbicidas es la causa más posible de las manchas y desarrollo deforme en las hojas. Herbicidas de contacto como el glufosinate or paraquat producen manchas marrones necróticas en las hojas. No todos los daños ocasionados por los herbicidas son resultado de la aplicación que ejecuta el productor. La aplicación de herbicidas sistémicos como el glifosato puede provocar daños más severos.

La decoloración de las hojas de la uva también pueden ser ocasionadas por deficiencias alimenticias o toxicidades. Estas deficiencias alimenticias pueden ser también difíciles de diagnosticar. Hay que llevarlas a un laboratorio con buena reputación para ser analizadas. Un profesional puede saber si algún producto fue aplicado incorrectamente. Los análisis de la tierra pueden señalar otros componentes subyacentes que podrían predisponer al viñedo a un desequilibrio sobre nutrición.

Cuando se determinan las causas y los síntomas del trastorno, debemos tener en cuenta todos los componentes que hayan podido contribuir a la aparición del problema. A veces son compuestos químicos que llegaron al viñedo de huertas vecinas. O una contaminación ambiental o clima radical. Un diagnostico rápido y certero del trastorno es fundamental. En la mayoría de casos la prevención y actuación previa puede evitarnos graves problemas.

Si sobre las hojas se muestra una clase de polvo blanquecino que cubre toda el área foliar, tanto en el envés como en el haz, con el tiempo y el avance de la patología las hojas se arrugan por los bordes y se abarquillan. El oidio no sólo perjudica a las hojas, también a los tallos, hojas y racimos. Produce necrosis en la epidermis, formando redecilla sobre ellas. También desecación en sarmientos, afectando al avance vegetativo de la cepa y reduciendo su avance.

ALGUNAS PLAGAS EN VID, TRATAMIENTOS Y MÉTODOS ECOLÓGICOS DE FUMIGACIÓN

El mildiu de la vid (Plasmopara vitícola)

Es una de las patologías de la vid. Es de las más complejas de combatir. Está originada por el hongo Plasmopara vitícola Berl y de Toni y de la misma manera que en el oidio, se muestran en climas con temperaturas cálidas y alta humedad. El mildiu es un hongo que aparece desde adentro, por lo cual es más difícil de tratar que otro tipo de patologías. Las esporas, al situarse sobre el papel, emiten un tubo germinativo que penetra a través del estoma y coloniza el interior del cultivo.

Excoriosis de la parra

Esta patología está originada por el hongo Phomopsis vitícola. Sobre las hojas se muestran unas manchas de color oscuro o negruzco que muestran un anillo o borde de color amarillento. En la base de los brotes se muestran unas necrosis pardas y la corteza se resquebraja fácilmente.

ALGUNAS PLAGAS EN VID, TRATAMIENTOS Y MÉTODOS ECOLÓGICOS DE FUMIGACIÓN

Antracnosis de la vid

De entre las patologías de la vid también esta está originada por el hongo Glocosporium ampelophagum y Sphaceloma ampelinum, y produce lesiones confusas porque las partes perjudicadas está juntas y en otras ocasiones los síntomas son aislados. Sobre las hojas se generan unas manchas circulares cuyos márgenes muestran un color entre marrón y negruzco. Con el tiempo, esas manchas consiguen totalidades grisáceas y se secan.

Roya de la vid

La roya de la vid es ocasionada por el hongo Phakopsora euvitis cuyas basidiosporas acostumbran germinar a temperaturas altas, por arriba de los 24 ºC y humedad elevada. Le perjudica la luz directa, por lo cual es común que se que se encuentra en esos cultivos que no recibieron poda. Acostumbran mostrarse sobre las hojas unos puntos rojizos en el haz, con prioridad por las hojas adultas. Cuando la infección es considerable, se produce la defoliación prematura de la parra.

Hay que determinar que las especies de vid europea son resistentes a la filoxera gallícola que se lleva a cabo sobre las hojas, en tanto que las especies americanas lo son a la filoxera radicícola que se instala en la raíces. Desde finales del siglo XIX, se emplean especies americanas como portainjertos de la Vitis vinifera. El control de la filoxera se apoya en el injerto de variedades de Europa sobre portainjertos resistentes. La Riparia, la Rupestris, la Berlandieri, puros o hibridados, son una enorme garantía.

ALGUNAS PLAGAS EN VID, TRATAMIENTOS Y MÉTODOS ECOLÓGICOS DE FUMIGACIÓN

POLILLAS DEL RACIMO

Hay numerosas especies de lepidópteros que conocemos como polillas del racimo pero en España solo recalca la clase Lobesia botrana Den. y Shiff. Se muestra en tres generaciones al año. Según nos informamos en una empresa de control de plagas Madrid Piral es una especie de mariposa cuya oruga devora tanto las hojas como los racimos jóvenes. Pasa el invierno en estado de oruga, cubierta en un pequeño capullo blanco, debajo de la corteza de la madera. En primavera la oruga pasa a las yemas y aglomera los brotes en packs sedosos. A continuación agrede las puntas de los pámpanos enrollando las hojas, y baja hacia los racimos jóvenes sobre los que teje una tela. Los daños continúan hasta que la oruga se transforma en ninfa a finales de primavera.

Las termitas, hormigas blancas o comegés más recurrentes en las cepas son Calotermes flaviocollis, F. y Reticulitermes lucifugus Rossi, las dos correspondientes al orden Isopteros. Los síntomas y daños que causan se expresan en el interior del tronco y brazos de las cepas, por zonas carcomidas y profundas galerías ocupadas por las hormigas blancas. Al excavar sus galerías entre la madera podrida y las partes sanas, cada año la parte de madera sana se va reduciendo, por lo cual la cepa medianamente queda vacía por el interior, y la vegetación languidece.

Acariosis

Se conoce así a los daños producidos por un pequeño ácaro de la familia de los eriófidos. Los síntomas a lo largo del comienzo de la brotación se expresan por una brotación anormal muy lenta, hojas abarquilladas con abultamientos, nervios de las hojas muy patentes, entrenudos cortos y un mal cuajado. Las hojas muestran varias picaduras que se ven por transparencia, rodeadas de minúsculas manchas visibles. Los daños están causados por las hembras invernantes.

Caracoles
Los daños que generan los caracoles se inician en la brotación, mordisqueando más adelante las hojas y en ocasiones los racimos, a los que también ensucian con sus secreciones. Tienen prioridad por los terrenos húmedos y con abundantes malas hierbas. Si las cepas tienen un óptimo vigor y la brotación es bastante rápida, los daños causados no importan. Hay que mantener el suelo libre de malas hierbas. Aplicar productos helicidas (Metaldehido 5%) y colocar sobre el tronco una lámina de cobre con apariencia de banda o anillo.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

1 Comment

Deja un comentario